miércoles, 19 de diciembre de 2012

MICHLIFEN IFRANE SUITES


Nadar en una magnífica piscina junto a una chimenea encendida no es algo que podamos encontrar fácilmente en muchos hoteles y por tanto podamos hacer a menudo, así que este es uno de los atractivos que puede ofrecerte este hotel en Ifrane (Marruecos).
Un hotel que ha sufrido una gran reforma y que nada tiene que ver con el anterior, ubicado en uno de los lugares más atractivos del país, a los pies del Atlas.
Las habitaciones aunque algo pequeñas para su categoría ofrecen un gran confort y un ambiente muy acogedor con abundancia de madera que aporta calidez dentro de un ambiente clásico.
La restauración está a cargo de tres espacios, dos restaurantes a la carta de alta cocina y una brasserie, así como dos bares para tomarse algo mientras se disfruta del descanso.
Ni que decir que su spa, piscina y gimnasio son lugares a tener en cuenta, además de mencionar que el hotel dispone de salones para reuniones y de hasta un teatro.




No hay comentarios:

Publicar un comentario